Compartimos con alegría la historia de Celino, un pequeño niño embera del Choco, que gracias a la unión de unos cuantos, su vida cambió para siempre ! El poder de las pequeñas acciones ! El poder del amor ! El amor de Dios!

 

Madre Paloma García: Cuando se trabaja por los pobres, los que no tienen voz, ni nunca la tendrán. Es la verdadera labor de cientos de Consagrados y personas movidas por la fe y la solidaridad que hacen posible pequeñas realidades a nuestro alrededor. Como Celino, un niño del Hogar de las Madres de Desamparados y San José de la Montaña de Andagoya, Chocó. Estos pequeños actos de AMOR, con mayúsculas, son los que nunca serán relevantes, los que nunca tendrán difusión, pero los que cuentan a los ojos de Dios.

 

Fuente: John Mauricio Vega Núñez - Youtube

 

 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults