MADRID, 08 Nov. 16 / 01:40 pm ( ACI).- El Arzobispo de Madrid (España), Mons. Carlos Osoro Sierra, que será creado cardenal en el próximo consistorio del sábado 19 de noviembre, conversó con ACI Prensa sobre diversos temas de importancia como la necesidad de predicar la belleza del amor del matrimonio y la familia, la importancia de la evangelización ante el reto de la secularización, así como su reacción ante la decisión del Papa de incluirlo en el Colegio Cardenalicio.

 

El Prelado habló sobre la exhortación apostólica Amoris Laetitia, en la que el Papa Francisco reflexiona sobre el amor en la familia. Al respecto comentó que “me conmueve porque el Papa cuando habla del amor toma el texto de San Pablo y lo pone en la vida de la familia. El amor es paciente, comprensivo, servicial, no se engríe, no es maleducado, no lleva cuentas del mal”.

“Es una descripción de la belleza del matrimonio y de que dos personas se entreguen, el uno al otro, como lo hizo Jesucristo a favor de todos los hombres, por amor a todos”, señaló.

El Arzobispo de Madrid consideró que en la exhortación hay “capítulos de belleza extraordinaria y que es lo más importante que tenemos que predicar a los hombres de hoy: la belleza del amor asumido por dos personas que se han encontrado en la vida y que deciden ser una sola juntos, queriéndose y amándose. Construyendo el amor al estilo y la manera que el Apóstol nos dice y el Papa comenta”.

En esa donación recíproca, “el matrimonio crea, procrea. Hace posible que otras vidas vengan al mundo fruto del amor en el que han fraguado su existencia, en su donación uno al otro, que cuando es verdadera donación engendra siempre vida”.

La educación de los hijos: Tarea de los padres

Por eso, ante la complicada situación que afronta la escuela católica española tanto por la reducción de las horas de la asignatura de Religión como por la instauración de leyes que introducen de manera obligatoria en las aulas la ideología de género, el futuro Cardenal aseguró a ACI Prensa que “hay que pedir que se respete los derechos reconocidos, que son fundamentales de la persona y que están reconocidos en los países civilizados”.El Arzobispo de Madrid también destacó la importancia de “asumir la responsabilidad de la educación de los hijos, que no es algo que se pueda entregar a cualquiera, sino que está en manos de los padres y de quienes ellos decidan”.

“Recortar derechos, como es el derecho a crecer en la dimensión trascendente en la que muchos hombres creen, y a ella pertenece la dimensión religiosa, es una dictadura y eso no crea libertad”.

“Lo primero que hay que pedir a una sociedad y a quienes la dirigen es que se respete los derechos del ser humano. Una sociedad se crea, se hace y es servidora de los hombres y de la convivencia, cuando se capacita a los hombres para desarrollarse en lo que a ellos es fundamental”, subrayó.

“Es un beneficio social el creer en el amor de Dios porque quien cree en Él no hace rupturas sino que crea puentes, diálogo y encuentro. Y ésta es una aportación muy importante de la vida cristiana para la sociedad. Da salud, vida”, afirmó a ACI Prensa.

Evangelización: Una tarea excepcional

Mons. Osoro lleva dos años desde que tomó posesión de la archidiócesis de Madrid, el 25 de octubre de 2014 y, según explicó “la Iglesia que camina en Madrid no es distinta de la que camina en todo el mundo. Está afrontando una época nueva y en ella tenemos también que anunciar a Nuestro Señor. El Papa Francisco nos ha hecho una propuesta renovada de este anuncio en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium”.

“En este momento de la historia que estamos reñidos, en guerras, que hacemos descartes y dividimos a la gente por las ideas, es una maravilla poder salir a anunciar a Jesucristo que divide a nadie y comunicar que son hermanos y que lo que nos rompe y nos divide, no pertenece a lo que Dios quiere de nosotros cuando nos hizo a su imagen y semejanza”, explicó a ACI Prensa.

Además precisó en ese sentido que “Jesucristo nos revela de manera excepcional en qué consiste la semejanza de Dios, lo que supone, en el respeto a todos los hombres, dar oportunidad a todo ser humano de poder encontrarse con Nuestro Señor. Es una tarea excepcional”.


“Lo más importante es aprender, mirando al Señor, contemplando al Señor, y ver qué utilizó Él: la cercanía a todos los hombres sin excepción, la escucha también a todos y evitar la tentación que también tuvieron los apóstoles, cuando gritaba el ciego que estaba en la orilla y los apóstoles le retiraban. Hay tentaciones de no escuchar el grito de los hombres que quieren ver”.En el plan pastoral que el Arzobispo de Madrid diseñó para la diócesis durante los próximos tres años y que pretende ser una guía de acción, se subraya la necesidad de ver de qué manera anunciar mejor el mensaje del Evangelio.

Por eso animó a que “todos los cristianos podamos dar vista, dar visión, a las necesidades más urgentes que tiene el corazón de cada ser humano”.

Sobre su creación como cardenal, el Arzobispo dijo que es algo que “ni imaginaba”, porque cuando entró en el seminario de Oviedo quería ser sacerdote rural.

Un nombramiento que considera “un regalo del Santo Padre que me da su confianza para trabajar más cerca de él, y también una responsabilidad para vivir con más fidelidad a Nuestro Señor".

Fuente: ACI Prensa. Por: Blanca Ruiz


0
0
0
s2smodern
 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults