El Santo Padre en la homilía de este lunes recuerda que el cristianismo no es una religión para pensarla, sino para practicarla

Ciudad del Vaticano, 09 de junio de 2014

[youtube height="315" width="560"]/watch?v=qzHUKmJtmCI[/youtube]

 

Las Bienaventuranzas son el programa de vida del cristiano. Así lo ha recordado el Santo Padre esta mañana en la homilía de la misa celebrada en Santa Marta. De este modo, el Papa ha reflexionado sobre este pasaje del Evangelio observando que es necesario tener la valentía de la mansedumbre para vencer al odio.

[youtube height="315" width="560"]/watch?v=o7vTOOcskkM[/youtube]

 

Jesús prometió a sus discípulos que cambiaría su tristeza en alegría y esta promesa ha sido el centro de la homilía de esta mañana del Santo Padre en la misa de la Casa Santa Marta. Y así, Francisco ha recordado que la alegría no se puede comprar, sino solo recibir como don del Señor. 

 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults