(RV).- Hacer la voluntad de Dios no significa no discutir o enojarse con el Señor. Lo importante es ser verdaderos y no fingidos y, al final, decirle nuestro “sí”. Es en síntesis el concepto que puso de manifiesto el Santo Padre Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.

Leer más...
 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults