(RV).- Ser cristianos no es un estatus social sino llegar a ser testigos de obediencia a Dios, como hizo Jesús, y la consecuencia de esto son las persecuciones. Lo afirmó el Papa en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Francisco dijo asimismo que hay que pedir a Dios esta gracia para que el Espíritu Santo nos haga testigos.

Leer más...
 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults