(RV).- Que el tiempo de Cuaresma “nos prepare el corazón” al perdón de Dios y a perdonar a nuestra vez como Él, es decir “olvidando” las culpas de los demás. Es la oración con la que elPapa Francisco concluyó su homilía de la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa de Santa Marta.

 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults