(RV).- Que el Señor nos dé la gracia de la “santa vergüenza” frente a la tentación de la ambición que implica a todos, también a los obispos y a las parroquias. Es la exhortación que hizo el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Francisco recordó, en efecto, que quien quiere ser el primero, debe hacerse último y servidor de los demás.

Leer más...
 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults