paz

“¡No te preocupes, tu vida descansa en las manos de Dios!”
Lucas 12, 30

Es tiempo de descansar en los brazos de Dios. Ha llegado el momento de simplemente confiar plenamente en Él y descansar completamente lleno/a de paz en Sus promesas. Relaja tu mente, cuerpo y espiritu sabiendo que tiene el control y siempre obrará para bien en tu vida.

Debes recordar siempre que tú vales mucho para Dios, Él dio a su único hijo para que tú tuvieras paz, para que tú tuvieras a quien acudir  y para darte vida eterna . Dios nos ama y por eso fue que envió a su hijo, por ti y por mí, ¿qué muestra más grande de amor se puede dar?

Él se preocupa por ti, aunque estés afligido y necesitado, aunque te sientas destruido, aunque pienses que estas solo. Éstá a tu lado para que deposites tus ansiedades en Él, y siempre estará contigo, aunque pierdas lo que más amas, aunque no entiendas lo que ocurre, e incluso; aunque a veces no sepas que hacer.

En muchas etapas de nuestras vidas nos enfrentamos con situaciones que no entendemos,  la mente nos falla no podemos pensar bien, todo parece que nos sale mal, pareciera que el mundo se nos viene encima y que vamos a ser derrotados y destruidos con facilidad. Pero cuando te encuentras en esos grandes problemas es cuando debes vivir tu confianza en Dios.

Sí, parece difícil descansar  en las promesas de Dios, y mucho más cuando son nuestros propios errores los que nos han metido en aprietos. Aun así, primero, recuerda que Él es tu padre. El no rechaza a nadie. Y en segundo lugar, recuerda que él ha prometido estar contigo todos los días. Esa es una promesa incondicional para los que lo buscan y confían en Él.

“…Nunca te he dejado, nunca te he abandonado, estoy contigo, siempre, vuelve a mí…”

 

Buena cuaresma, hasta mañana...

 

anterior siguiente



0
0
0
s2smodern
 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults