“Pido a nuestro Señor Jesucristo que consuele a todos los que lloran y les conceda la fuerza espiritual que triunfa sobre la violencia y el odio por el poder del perdón, la esperanza y el amor reconciliador”, lo escribe el Papa Francisco en un telegrama de pésame por las víctimas de la masacre que tuvo lugar el pasado 5 de noviembre, en una iglesia baptista en Sutherland Springs, Texas (EE. UU.).

 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults