Presidida por monseñor Esteban Escudero

 

ALCOI, 26 ENE. (AVAN).- El monasterio del Santo Sepulcro de la localidad alicantina de Alcoi acogerá mañana, domingo, la celebración de la fiesta en honor al Niño Jesús del Milagro, conocido como el Jesuset del Miracle, con la que se clausurará el 450 aniversario del milagro del hallazgo de las Sagradas Formas en 1568 tras un robo.


Las celebraciones darán comienzo con la tradicional “Misa del Tullidet”, a las 9 horas en la iglesia del monasterio, ha indicado Jordi Ponsoda, presidente de la Associació del Jesuset del Miracle.

Posteriormente, desde la parroquia de la Natividad de Nuestra Señora partirá la procesión de acompañamiento del Santísimo Sacramento hasta la iglesia monasterio, donde tendrá lugar la misa solemne, a las 11 horas, oficiada por el obispo auxiliar de Valencia monseñor Esteban Escudero, ha añadido.

Después de la misa mayor tendrá lugar el traslado del Santísimo Sacramento, de nuevo, por diferentes calles de la localidad alicantina, para acompañar al Niño Jesús del Milagro hasta la parroquia de la Natividad de Nuestra Señora, y las celebraciones finalizarán con una comida benéfica. 

Además, esta semana se han celebrado diversos actos conmemorativos del 450 aniversario, como una conferencia sobre la Sábana Santa, con exposición de la réplica que se conserva en el monasterio, regido desde hace un año por la congregación de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará, y la representación del auto sacramental del Jesuset, a cargo del grupo infantil Tesalín, que volverá a realizarse en el Colegio Salesianos San Vicente Ferrer, el miércoles 6 de febrero, en la entega de premios del concurso literario y de dibujo organizado por la Associació del Jesuset del Miracle. 

El milagro del Jesuset

Según la tradición, un extranjero entró en la iglesia la tarde del día 29 de enero de 1568 y aprovechando la soledad del templo, abrió el sagrario y robó un cofre de plata con la Sagrada Eucaristía y otros objetos de valor con reliquias de santos. Dos días después, el labrador alcoyano Juan Esteve, registrando la casa del sospechoso, encontró en la caballeriza, tapado con tierra, estiércol y leña, el cofre de plata que contenía la Sagrada Eucaristía y el resto del robo.

Junto a la casa del ladrón vivía María Miralles, propietaria de una imagen del niño Jesús cuyo brazo derecho y sus dedos señalaban hacia el cielo, pero “milagrosamente durante los dos días de búsqueda, la imagen se inclinó por la cintura y sus dedos señalaron el lugar del escondite”. Ante este “milagroso hecho”, el entonces arzobispo de Valencia, San Juan de Ribera, quiso levantar una iglesia-monasterio y fundar una orden religiosa femenina de vida contemplativa que mantuviera vivo el amor al Santísimo Sacramento.

Por ello, en 1597, llegaron al convento de Alcoi las Agustinas Descalzas fundadas por San Juan de Ribera y permanecieron en la localidad hasta el año 2013, cuando se trasladaron al monasterio de la Purísima Concepción y Beata Inés, de Benigànim. 

Cada año, la programación de actos de la festividad del Jesuset del Miracle incluye el sermón en valenciano que relata todos los hechos del milagro.

0
0
0
s2smodern