2403-40

 

40. "En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: "ld y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludad; si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros." (Mt 10,7-15)

Propósito: Hoy reflexionaré sobre la siguiente historia que me contaron recientemente. Un día, un hombre sabio y piadoso clama al cielo por una respuesta. El hombre aquel encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz del mundo, para lograr que las fronteras no existieran y que toda la gente viviera feliz. La pregunta que hacían era: ¿Cuál es la clave, Señor, para que el mundo viva en armonía?Entonces, los cielos se abrieron y después de un magnifico estruendo, la voz de Dios les dijo: Comodidad.

Todos los misioneros se miraban entre sí, sorprendidos y extrañados de escuchar tal término de la propia voz de Dios. El hombre sabio y piadoso pregunto de nuevo: ¿Comodidad Señor? ¿Que quieres decir con eso?

Dios respondió: La clave para un mundo pleno es: Como di, dad. Es decir, así como yo os di, dad vosotros a vuestro prójimo. Como di, dad vosotros fe; como di, dad vosotros esperanza; como di, dad vosotros caridad; como di, sin límites, sin pensar en nada más que dar, dad vosotros al mundo... y el mundo, será un paraíso..

 

jesus1  Deseo de corazón que haya sido esta una cuaresma sanadora y fructifera, pero sobre todo que haya sido un tiempo pleno de intimidad con Dios. Si esto no hubiera sido así, recordad que el Padre siempre nos da un mañana para comenzar de nuevo. Dios os bendiga y, hasta mañana...

2303-39

 

39. "Dios me concede un nuevo día. Con su ayuda, con su gracia, con su amor, puedo emplear bien mi tiempo, puedo gastar mi vida para amar a Dios y a mis hermanos"

Propósito: Hoy intentaré dar sentido a lo que vaya haciendo a lo largo del día. Al comienzo de la mañana haré esta oración: "Señor bendice mi tiempo: todas sus horas y minutos". Luego haré el gesto de ponerme el reloj en la muñeca muy despacio. Miraré mi reloj a lo largo del día en algún momento y volveré a decir la misma oración de la mañana.

 

TIEMPOPARAORAR  Buena cuaresma, hasta mañana...

 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults